Las inversiones del sector privado pueden impulsar el empleo, la capacidad de producción y el intercambio de conocimientos en países en desarrollo y mercados emergentes. Con esta idea en mente se creó el Dutch Good Growth Fund en 2015.

Pequeños y medianos empresarios holandeses

El DGGF ayuda a las pymes holandesas que hacen negocios en países en desarrollo y mercados emergentes con servicios a medida. Las inversiones del sector privado pueden impulsar el empleo, la capacidad de producción y el intercambio de conocimientos en países en desarrollo y mercados emergentes. Sin embargo, la financiación de proyectos en estos países suele conllevar un gran riesgo para los bancos. Por eso no se muestran muy dispuestos a ofrecer financiación. Esta situación se agudiza especialmente en proyectos planteados por pequeñas y medianas empresas (pymes) holandesas. Son muchas las pymes de los Países Bajos que quieren invertir o exportar a mercados emergentes y países en desarrollo. Suele tratarse de iniciativas de gran calidad que pueden acarrear muchos beneficios para el empresariado local.

Hay dos tipos de pymes holandesas que pueden acogerse a la ayuda del DGGF. Para ello distinguimos entre la inversión y la exportación.

Invertir

¿Quiere invertir en uno de los países del DGGF pero no consigue que su banco le financie? El DGGF presta asistencia en forma de créditos, garantías y participaciones con obligación de devolución.

Exportar

¿Desea exportar bienes de capital a uno o más países del DGGF? El DGGF ofrece un seguro de crédito a la exportación y posibilidades de financiación de la exportación.

Fondos de inversión para pymes locales

¿Contrata un fondo de inversión que apuesta por mejorar el acceso a la financiación para las pymes locales?
 

Pero los empresarios holandeses no son los únicos a los que les resulta complicado llevar a cabo su financiación en países en desarrollo. Los propios empresarios de los países en cuestión también se topan con este problema. Los empresarios locales que han ido más allá del nivel de los microcréditos normalmente tienen un acceso nulo o insuficiente a los servicios financieros ordinarios. El DGGF pretende incrementar las opciones de financiación de este grupo. Es cierto que realizar una inversión directa en las pymes locales no resulta realista, habida cuenta de la gran distancia física, pero invertir en fondos intermediarios que, a su vez, invierten en empresas de los 68 países del DGGF, hace que el DGGF pueda aportar una gran contribución al acceso a la financiación para las pymes locales.